Bocetaje

Después de una lluvia de ideas entre el equipo en la que incluimos todo: tipo de mobiliario, mantelería, plaque, regalos para los invitados y los miles de detalles que marcarán la diferencia… realizamos el diseño en general y añadimos siempre un toque sorpresa o regalo (pero… ¡shhh!… los contrayentes nunca saben qué será y lo mantenemos en secreto hasta El Gran Día).

La producción del evento tiene una gran variedad de materiales que incluye vidrio soplado, barro, cristales, telas bordadas a mano y muchas cosas más que se adapten y resalten el estilo decorativo elegido.

Tampoco nos olvidamos de  las escenografías y montajes para las fotografías, los cuales siempre son originales.

Diseño y Renders

A fin de tener todos los detalles bien cuidados, realizamos los planos necesarios, como son: vinculaciones, circulaciones, mobiliario, áreas para el servicio, iluminación, ubicación de los invitados, número o nombre de la mesa y su distribución.

Un cronograma para nuestros proveedores, otro para los contrayentes y uno general del Proyecto nos  ayudan a tener bajo control los tiempos y entregas, tanto en los preparativos como en el momento de la boda.

Pero muchas veces, la pareja no puede esperar a saber cómo se verá la decoración, las mesas y el lugar. Es por ello que pre-visualizamos el lugar y arquitectura efímera del evento mediante imágenes generadas por computadora: los renders. Buscamos que la pareja tenga una idea lo más exacta posible de cómo lucirá el lugar donde se trascurre un día tan esperado.

La Producción del Evento

Éste es el momento en el que el equipo va trabajando DE LO PARTICULAR A LO GENERAL cada pequeña área, ya sea la mantelería y centros de mesa (diseñados especialmente para ellos o traídos desde lugares remotos), el menú y mobiliario.

Cuando ya tenemos todo pre-aprobado, hacemos las pruebas y se las mostramos a los contrayentes para que sepan desde antes cómo se verá todo el día de su boda, personalmente o vía Skype.

Adicionalmente, nuestra interacción nos lleva a ser cómplices de regalos secretos de uno al otro para el día de la boda. Creando más emoción, suspenso y ganas de que llegue el día!

El Gran Día

Desde un día antes, tenemos un gran número de personas encargándose de todos los detalles del montaje. Los cronogramas cumplen su función y logran que todos los expertos en sus áreas tengan la producción lista al 100%.

Estamos con los contrayentes en su ceremonia civil y, ¿por qué no?, llegamos a aparecer en las fotografías, siempre apoyando con sugerencias, fruto del aprendizaje que hemos tenido en nuestra trayectoria.

Ese Gran Día yo, Iris, estaré ahí presente para cualquier detalle y con un regalo sorpresa. Seguro estarán nerviosos, así como sus damas, padrinos y familiares. Estar relajado es importante.

Nos aseguraremos de que la cena, música y personal hagan su trabajo lo mejor posible y estaremos al pendiente de cualquier necesidad de los contrayentes e invitados para que éstos sólo se preocupen por disfrutar de ese gran evento de vida, libres de preocupaciones o estrés.

Amigos para siempre

En este lindo proceso, más que sus proveedores (y a veces terapeutas) somos sus amigos.

Amo ver la expresión de la pareja cuando se ve ese día por primera vez. No hay nada que iguale la sensación de verlos entrando a la ceremonia y sentir esa enorme felicidad que emana de los poros de su piel.

No podemos más que agradecer permitirnos formar parte de sus vidas en ese día tan importante. Un día que tendrán en su memoria por el resto de sus vidas.

Todos en Iris Design hacemos esto porque amamos lo que hacemos: hacer parejas felices en el día más importante de su vida.